Relato: "En la dulce espera"

Dulce Espera


14 de abril de 2002:

 

Katherine ya estaba acostumbrada a estas visitas rutinarias al ginecólogo, todo el tiempo era lo mismo, llegaba con todas las esperanzas de que finalmente sucediera y se retiraba con el corazón en mil pedazos. Desde el 2000 estaban en busca de aquello, aquello que todos hacían llamar felicidad, un hijo. 

 

Katherine está casada con Nicolás Brown, un corredor de bolsa de la gran manzana. Ambos tenían 32 años de edad y llevaban casados 7 hermosos años de matrimonio acompañados de viajes y aventuras alrededor del mundo que explotaban la pasión y el amor en esta joven pareja. 

 

En ese momento Nicolás agarraba la mano de Katherine como ya era de costumbre mientras que el médico hacia sus estudios de rutina en el vientre de Kate, mientras que Nicolás solo esperaba que el doctor terminara para que así este pudiera irse a trabajar con la misma noticia de siempre acompañada de un silencio incomodo en el que el ginecólogo hacia una señal de negación refiriéndose a que como de costumbre Kate no estaba en estado. Sin embargo esta vez fue distinto, muy distinto a decir verdad. Al terminar de revisar a Kate el doctor levanto su rostro con los ojos tan iluminados como un faro en medio de la oscuridad de la noche. Fue así, como ese 14 de abril cuando finalmente Kate y Nicolás supieron que serían padres. La noticia no tardo mucho tiempo en hacerse saber, toda la familia desde sus padres hasta su primo Josh quien vivía en Australia se enteraron en cuestión de horas, la alegría y el furor se hacían presentes así como también los planes de remodelación y decoración del cuarto de nuevo integrante de la familia Brown. 

 

Ya habían pasado cuatro meses desde la gran noticia, a Kate ya se le notaba la prominente barriga de embarazada por lo que fue al médico nuevamente por su estudio rutinario, esta vez el doctor les informa que el bebe está desarrollándose de forma correcta pero que eso no quiere decir que este no esté en peligro ya que era muy probable que en el transcurso de los siguientes meses si no se llevaban a cabo los cuidados adecuados este podría fallecer incluso en pleno parto, por lo que Kate sin ningún tipo de excusas empezó a acatar todas los parámetros que el doctor establecía para que esta saliera victoriosa en esta travesía a la que se le gustaba llamar embarazo. 

 

Para Kate tener un hijo era un sueño que tenía desde pequeña cuando jugaba con sus pequeñas muñecas que su padre le regalaba cada vez que el dinero era suficiente como para darle el lujo de darle un pequeño juguete a su pequeña niña. Por ser hija única siempre tuvo privilegios y ahora ya adulta y casada quería tener a una hija para darle esos mismos privilegios de los que ella gozo, y que mejor manera de hacerlo que de la mano del hombre que mas amaba, con quien quería compartir el resto de su vida junto a su pequeña niña. 

 

4 meses después en una visita rutinaria Kate vuelve al ginecólogo para que se realizaran las evaluaciones necesarias con respecto a los avances del bebe. Desde un principio Kate había dejado en claro que el sexo del bebe fuese una sorpresa hasta el día del parto por lo que no quería saber nada con respeto al sexo de su progenitor o progenitora hasta el momento en que ya este haya llegado al mundo. Ese día se fijó la fecha del parto para el 10 de diciembre de ese mismo año lo cual le pareció perfecto a Kate considerando que ese día cumplía años su madre a quien tanto adoraba, además también se estableció que esta seria intervenida mediante cesárea, lo cual le disgustaba un poco sin embargo confiaba en la decisión de sus médicos, sabiendo que era lo mejor tanto como para su bebe como para ella misma. 

 

Finalmente llega ese 10 de diciembre, el día mas esperado para esta humilde pareja de la Gran manzana, ambos se dirigieron al hospital a las 5 am y como se había previsto estaban todos los equipos listos para asistir el tan esperado parto. En el transcurso de las siguientes horas se llevaron a cabo las diferentes inyecciones e intervenciones médicas necesarias y previas al parto, sin embargo Kate empezaba a sentirse un tanto mal, supuso que eran los nervios, por lo que simplemente ignoró el hecho de lo que estaba sucediendo, ya que para era ya nada podría arruinar aquello por lo que ella había luchado tanto tiempo.

 

Finalmente llevan a Kate al quirófano, junto a un grupo de enfermeras, la partera asignada para el parto y por supuesto a Nicolás quien apretaba fuertemente las delicadas y suaves manos de su mujer, sin embargo para su sorpresa, la partera decidió a última instancia que la cesárea seria cancelada y que simplemente se realizaría un parto natural, ya que no veía porque no hacerlo, ya que la salud y El Progreso de crecimiento del bebe en el vientre materno habían sido normales. Luego de esto la partera Estephanie Dover induce el parto causando que Kate rompiera fuente y progresivamente que se fuesen dando los dolores de parto que Kate aprovecharía para empezar a pujar. 

 

Para Kate el dolor era insoportable, su vientre parecía que fuese a explotar, todo daba vueltas, era una mezcla de dolor insoportable y nervios, que para ella eran necesarios para lograr tan esperado sueño. En el quirófano lo único que se escuchaba era "1 2 3 puja 4 5 6 puja con mas fuerzas 7 8 9…" sin embargo Kate no podía seguir pujando, simplemente ya no podía mas y de un momento a otro todo cambio, el dolor de Kate ya no estaba en su vientre, ahora estaba en su pecho, fue ahí cuando la partera se dio cuenta que Kate había colapsado, un infarto fulminante acabo con ella en el acto.

 

Ese 10 de diciembre de 2002 muere Katherine Brown y nace la pequeña Josephine Katherine Brown de 2.56 kg en el Bellevue Hospital Center NY luego de una lucha de vida o muerte en la que la bebe y progenitora de la difunta Kate logro vencer una batalla que su madre no pudo librar. 

 Christian Fernandes 

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

  • No hay comentarios recientes
Cerrar